Apertura del 55º período de sesiones ordinarias

El gobernador dijo que uno de los problemas estructurales es la “insatisfacción democrática”

El mandatario provincial sostuvo que la igualdad de oportunidades es clave para hacer frente a esta crisis social. También dijo que uno de los problemas estructurales que atraviesa el mundo es el cambio climático.


En su discurso de apertura de sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados, el gobernador Jorge Capitanich hizo mención al escenario internacional y sostuvo que estamos en “un mundo cada vez más complejo y dinámico, que tiene por lo menos tres problemas de carácter estructural que alimentan las tensiones dentro del sistema de gobernanza internacional: la insatisfacción democrática, el cambio climático y su incidencia en el comportamiento de las variables económicas y políticas y la incidencia de las desigualdades sociales de exclusión que tienden a generar un nivel de tensión no administrable.

En este sentido, el mandatario se refirió a que la insatisfacción democrática tiene dos vectores significativos: jóvenes y mujeres.

 “Si bien el movimiento feminista ha planteado estrategias de reivindicación, aún persisten notorias inequidades desde el punto de vista de la igualdad de oportunidades, en materia de equidad de género, de distribución salarial, acceso a derechos en materia de cantidad y calidad y esto ocurre tambien con jóvenes y adolescentes en su vinculación con la pobreza y perspectivas”, sostuvo el gobernador.

Además, enfatizó en que esta insatisfacción democrática se expresa en los factores de igualdad y libertad: “aspiramos a la libertad en términos individuales pero desde una perspectiva solidaria, para lo que la igualdad de oportunidades resulta esencial”, dijo. 

“La exacerbación de la libertad pone en evidencia una tensión en lo que es el sistema de gobernanza mundial entre democracia vs. corporaciones”, dijo el mandatario e indicó que “las corporaciones se apropian del Estado para satisfacer intereses minoritarios, excluyendo los derechos de las mayorías. Eso significa un desequilibrio entre representación y representatividad, entre legalidad y legitimidad y obviamente entre democracia formal y democracia social”, manifestó.

Capitanich dijo que el gran desafío de la democracia, desde el punto de vista de las demandas sociales, es “la capacidad de procesar los conflictos y en consecuencia su desarrollo en el tiempo”.

Por otra parte, se refirió al cambio climático que “afecta el comportamiento de las variables políticas, económicas, sociales y la toma de decisiones. En este sentido, el gobernador dijo que “los más afectados del cambio climático son los más pobres y esto genera mayores niveles de desigualdad y esa desigualdad tiene que ver con los menores grados de libertad de los gobiernos subnacionales”.

Capitanich sostuvo que “independientemente del diseño de las políticas públicas locales, que en definitiva son de base reducida para resolver la magnitud y dimensión del problema,  estamos transitando 39 años de democracia de manera ininterrumpida y hemos logrado estabilidad institucional y la capacidad de procesar los conflictos y procesos”.